Código ‘Error’ de Mopa

El fenómeno del sound painting, John Zorn, Za! o La Orquesta del Caballo Ganador, son algunas de las referencias que llevaron a Juan Luis Matilla a desarrollar un código de improvisación para danza y música. El pasado sábado 27 de enero tuvo lugar el estreno absoluto de ‘Error’, la nueva propuesta de Mopa, en el Teatro Central de Sevilla.  Mopa presentaba un código de improvisación conducida con el que el coreógrafo, desde escena, dirige al cuerpo de baile, la música y la técnica. Una propuesta en la que “el juego y el error construyen el espectáculo”. Casi 40 personas pasaron por el escenario de la Sala A jugando entorno a niveles de tensión, gestos y señales que permiten al coreógrafo convertirse en una especie de “director de orquesta”, comentaba Alberto Cortés, encargado de la dramaturgia.

Juan Luis Matilla propone así diferentes niveles de tensión e indica a los intérpretes desde escena, trabajando con el feedback que recibe de los participantes, al mismo tiempo que generando nuevos caminos a los errores, malentendidos o interpretaciones de cada miembro. Un gran equipo en el que se cruzan diferentes generaciones y con la colaboración especial de los bailarines del Centro Andaluz de Danza y el coro Escolanía Ars Cantus, que se sumarán al elenco formado por el propio Matilla, las bailarinas Silvia Balvín, Ellavled Alcano, Laura Morales, Elisa del Pozo, Ana G. Morales y Natalia Jiménez, con la música en directo de Rocío Guzmán, Javier Mora y Bárbara Sela.

En palabras de Matilla “este código es lo suficientemente sencillo como para poder dirigir en poco tiempo”, y no le falta razón, puesto que ha sido testado con alumnos de 3º de la ESO, así como con asistentes al Centro CREA, generando una nueva forma de adentrarse en la danza y la composición escénica, tanto desde la perspectiva del coreógrafo como desde la del intérprete, pero también desde un prisma educativo. Muestra de ello fue ‘Error Young Vibes’, presentado en el marco del Mes de Danza, en el que además se trabajó sobre música electrónica y se adaptó el código a los referentes conocidos por los alumnos, no ubicados “en nombres como Martha Graham o Thomas Hauer, pero que sí reconocen a Michael Jackson”, comentaba Matilla.

Una traducción de un código más pensado para profesionales de las artes escénicas cuando se presentó como versión beta para el CAS, hacia una forma más popular de entender el movimiento, la comunicación y el aprendizaje del código en las experiencias con alumnos de centros educativos. Mopa trabaja así un amplio arco de herramientas que le permitirán configurar un espectáculo en el que la improvisación conducida, la música en directo y la remezcla, se dan la mano con el juego, la comunicación con los participantes y, por supuesto, el ‘Error’.

Crítica en ABC

 

 

Leave A Reply